Tonio Blanco: “Gramática cordobesa para extranjeros”

Reglas básicas de la tonada cordobesa y el docto lenguaje

¡¡Nada más frustrante que un porteño tratando de simular ser cordobés!!

Solamente logrará provocar carcajadas, cuando no pena…

Evite este papelón conociendo las reglas elementales

¡¡Es fácil!!!

Estas son algunas*

  1. Localice la sílaba acentuada en la palabra.
  • canSAdo
  • espeRAme
  • acorDAte
  • maMIta

Ahora “estire” la sílaba anterior

  • caaansado
  • espeeerame
  • acooordate
  • maaamita
  1. Si la sílaba acentuada es la primera de la palabra, no haga nada!.
  • “pata” es “pata” (no “paaata”)
  • “ánimo” es “ánimo” (no “áaanimo” ni “ániiimo” (agh!!))
  1. Fundamental Todos los nombres propios llevan artículo antes!!.
  • “El Carlos”
  • “La Susana”
  • “El cara e’laucha”
  • “La López”
  • “El Pérez”
  • “La Iésica”
  1. “Cómase” las eses finales de las palabras.
  • “estamos” es “estamo”
  • “vamos” es “vamo”
  • “tenemos” es “tenemo”
  • “che vos!” es “che vó”
  1. Las “s” antes de “c”, “t” o “s” suenan muy suaves, sonido aspirado, como entre “j” y “h” y en ocasiones ni se pronuncia.
  • “basta” es “bajta” o “bahta”
  • “mosca” es “mojca” o “mohca”
  • “estamos” es “ehtamo”
  • “nosotros” es “noótro”
  1. Así como las “s”, las “c” antes de “t” en general no se pronuncian.
  • Defecto es “deféto”
  • Arquitecto es “arquitéto”
  • Doctor es “dotór”
  • Contacto es “contáto”

La excepción se da cuando la sílaba acentuada cae sobre la vocal fuerte que precede a la “c” en las palabras bisilábicas.

  • Tacto es “tacto”, no “tato” (observe que “contacto” si cumple la regla!)
  • Cóctel es “cóctel”, no “cótel”
  • Docta es “Docta”, no “Dota”
  1. Las letras “y” y “ll” se convierten generalmente en “i”.

(Si usted es un porteño de pura cepa deberá practicar esta pronunciación asesorado por un equipo de foniatras y profesores de canto, hasta que le salga bien!).

  • “calle” es “caie”
  • “arroyo” es “arroio”
  • “callate” es “caiate”
  • “amarillo” es “amarío”

Existe la variante “Docta universitaria” o “Nero cheto” donde la pronunciación puede estirarse con la ayuda de las letras “ly” como si fuera una doble ele fuerte que acusa la separación de las demás sílabas para reforzar la idea de “clase”, por ejemplo

  • cabalyo o cabal-llo
  • Halyazgo o hal-llasgo
  1. La letra “R”. Si bien la pronunciación correcta de la “r” no es patrimonio cordobés sino de todo el país con excepción de Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa y la Patagonia, su gran importancia hace que debamos tratarla aquí. Un sonido tan rico es imposible de ser representado por escrito, de todos modos, puede decirse que es algo intermedio entre “sh” y “y”. La forma de lograrlo es pronunciar evitando que la lengua vibre . No se desanime!! Sabemos que es difícil!!

Practique con estos ejemplos

  • “Recorriendo los ríos serranos”
  • “Rápido, corré !”
  • “El perro corría un carro”
  • “No te rías”
  • “Erre con erre guitarra”
  1. El verbo “ir” en modo imperativo, segunda persona singular no se conjuga generalmente como “andá” sino “‘í”.
  • “íte preparando”
  • “í pensándolo” o “ílo pensando”
  • “í empezando, yo ya vengo”
  • “íte rápido que si no llegás tarde”
  • “Si te queré í, íte !”

La etimología de este uso verbal es incierta, algunos creen que se debe a la enseñanza del latín en los colegios tradicionales y católicos cordobeses, donde “ite” es el imperativo de eo (ir-marchar), y de alli habría sido adoptado.

En tiempo futuro, el auxiliar de IR, “Voy a” se conjuga de dos maneras “viá” y “vuá” (variante afrancesada), la eleccion de uso de una modalidad u otra responde generalmente a variables de caracteretilico.

  • “Vení mañana que te viá paga”
  • “No, si vuá sé porteño”
  1. En los verbos de la segunda conjugación ER (rimember la escuela) la terminacion “es” de segunda persona del singular se transforma automáticamente en ” í ”  o “ei” según la ocación, esta ultima es una forma de cordobés antiguo cuyo uso ha venido decayeciendo con la modernidá (ver regla 11).
  • ¿Que querés? (¿Que quieres?) es “¿Que querí?” o “¿Que queréi?”
  • Vos tenés (Tu tienes) es “Votení ” o “Votenéi”.
  1. Análogamente, algunos verbos de la primera y segunda conjugación AR y ER convierten la desinencia “as” en “ai” y “es” en “ei” respectivamente, no todos!!!, de modo que hay ciertos verbos regulares que se conjugan irregularmente, no como el cuyano básico que suele usar esta transformación regularmente.
  • ¿Cuánto cobras bella dama? es ¿Cuanto cobrainera?
  • Vos parás es Vo pará (ver regla nro. 5) no Voparai (ese es otro idioma mas cercano a la Cordillera y tambien del otro lado)
  • ¿Qué haces hombre? es ¿Que hacéi varón!? (cordobé antiguo bien hablado) o ¿Qui’hacínero!? (versión lunfarda) (regla nro. 10).
  1. Ciertas palabras con dos sílabas consecutivas con letra “i” producen una forma especial de diptongo verbal que modifican una de las “i” por “e”.

Ejemplo

“Policía” es “polesía”

“Comisaría” se dice “comisería” (pero esta es una excepción sólo por estar contra las reglas, note que “carnicería” se dice “carnicería” pero eso es porque ahí venden el asado y los chori)

Asimismo dos vocales fuertes “ea” se convierten automáticamente en diptongo creciente “ia”, esto tambien es regla general de los verbos de primera conjugación.

“Manotear” es “manotiar”

“Pateadura” es “patiadura”

  1. Es importante el valor que se le dan a los superlativos y términos sometidos a exageración, esta herencia andaluza viene de los tiempos de Don Jerónimo Luis de Cabrera y su Córdoba de la Nueva Andalucía. Pero no cualquier palabra se aumenta, veamos las formas típicas
  • “nero” puede ser “nerazón” y “nerazononón” (para darle mas aumento)
  • “chichí” es “chichizón” a secas (no chichizononón)
  • “mamá” es “mamasa” (no mamazón)
  • “hiriente” es “hiriente” (no se aumenta!)
  • “divino” es “divinísimo”
  • etc.
  1. Agrege conectores mientras desarrolla el discurso. Los conectores son muletillas que ayudan a hacer la pausa para respirar y seguir hablando a la vez que da idea de énfasis e importancia a la frase que viene. Ojo! que no se agregan en cualquier lado.

Los conectores más usados son “digamo”, “osea”, “ehte”, “vihte”, “porejemplo”, “y’deay”, “maomeno”, “avece”, “nosé”, “nosabí”, “sabequé” “quisió”, “poray”, “ponele”, “entonce”, “caiate”, etc., etc.

Ejemplo

  • “Caiate…, no sabí lo que me pasó, venía por la caie, vite?…, maomeno como a la dó de la mañana, y me apareció un chichizón, digamo…, mamasa!. Poray…, me mira y me pregunta la hora…, nosabí…, entonce, quisió.., le digo:

– Es la hora, digamo…, del amorrr, mamita…

Entonce la vaga me mira de arriba abajo maomeno con cara de asco y me susurra…

– Vengo de atendelo al intendente, osea…, y me vuárebajá con semejante nero hilachento… salí de’ay basura!”

* Nota

Existen diversas variantes de la típica tonada cordobesa; se reconocen por clase social urbana distintos modos de pronunciación, expresiones y giros verbales, pero también se distinguen por actitud (un mismo cordobé no siempre te vaihablá así) y fundamentalmente por razones geográficas, pudiendo detectarse varios tipos en la ciudad capital y otros tantos según regiones de la provincia, a saber: Zona Norte y noroeste (tonada de Deanfuune y Cruz-deleeeje o Río Seco) con influencias de las provincias limítrofes norteñas, Zona Oeste serrana y zona de Trasla-sieeerra (Villa Dolores), Sur (Rio Cuarto y zona pampeana), y al Este (zona de rico vocabulario gringo y tonada similar a la pampa santafesina y bonaerense) También se han escuchado tonadas específicas y exclusivas de barrios o pueblos cordobeses pero esto será motivo de otros cursos.

Pero no se amilanese…

Tenga conciencia que, por más que intente clonarse en pleno Rio Suquía o reencarnarse en cuartetero o hincha de Belgrano en próxima vidas, no llegará a ser un cordobé docto así nomas. Estudie y practique responsable y sistemáticamente estas reglas y ya verá que no le será dificil parecer un cordobé sin muy tanto esfuerzo, por algo se empieza… También puede conseguirse un chichizón que le haga el acompañamiento terapéutico, y sobretodo: Tení paciencia nero.

La gramática y sintaxis de la lengua cordobesa está en permanente evolución, de manera que este trabajo continuará a medida que se nutra de nuevas reglas y usos linguísticos.

Continuará……

Tambien te puede gustar