Asombra al mundo la aparición de un nuevo Messi

Mientras IMG_0157millones de argentinos se encuentran en vilo a la espera de que Lionel Messi revea su decisión de abandonar a la Selección Argentina, en los medios de todo el planeta se le da la bienvenida a Errol McAlister, un adolescente de Tasmania cuyo estilo para jugar al fútbol emula al del crack del Barcelona. Cuando, en la última fecha de la Liga Tasmana de Fóbal, el joven desvió un penal por arriba del travesaño, se despejaron las pocas dudas que quedaban. Su foto agarrándose la cabeza se viralizó, junto a un epígrafe que recorrió el mundo: “apareció un nuevo Messi”.

Errol McAlister, que viste la casaca número diez del Atlético Policial de Hobart, fue tentado para jugar la próxima temporada en el Sportivo Desamparados de Sydney, en Australia. Su padre y apoderado, Alister McAlister, se negó a avalar la transferencia y alegó que había que tener paciencia y esperar… hasta que en Panamá le habilitaran la empresa offshore en la que pensaba invertir el dinero obtenido por esa operación.

El parecido entre la promesa del fútbol tasmano y el astro argentino es increíble. Errol gambetea a defensores con endiablada habilidad, dispara precisos tiros libres con su pierna zurda y es un eximio lanzador. De hecho, ha llegado a vomitar cuatro veces en el mismo partido. Ante el surgimiento de semejante valor deportivo, se espera que el DT del seleccionado australiano de fútbol lo convoque para las eliminatorias de Oceanía con miras al próximo Mundial de Rusia 2018. Y la barra de Australia ya ensaya el grito de “Cold chest, cold chest”, para cuando McAlister se convierta en el artífice de la derrota del combinado australiano ante el representativo del Atolón Bikini.

Tambien te puede gustar