Uncategorized

Un Salto (Fernando M. Etchadny)

¿Qué importa que me llame Gustavo Solari y tenga veintisiete años? En minutos sólo seré un pestilente cadáver. Porque, les cuento, estoy parado en la cornisa del piso catorce del edificio en que vivo,...